Valores universales que nos humanizan

Cualquiera de nosotros a lo largo de su vida ha podido comprobar cómo todos tenemos actitudes y cualidades que nos elevan en nuestra condición humana, y por el contrario, otras que nos rebajan hacia lo peor de nosotros mismos. Desde esas actitudes y valores es desde donde se constituyen nuestras fortalezas para afrontar la adversidad, y gracias a ellos también vivimos los más bellos y enriquecedores momentos.
Entusiasmo, empatía, serenidad, discernimiento, amor, orden, sentido de la justicia, voluntad, concordia…
Más allá de la extraordinaria diversidad de caracteres que configuran la humanidad, parece que están estas cualidades válidas para todos los individuos sin distinción de época, raza o condición social.
Es cierto que cada cultura (y por qué no cada persona), va a desarrollar una aplicación particular, una digamos “moral de costumbres” con la que se identifica. Pero hemos visto a lo largo de la historia cuántas veces esas costumbres llamadas “culturales” se enquistan y pierden de vista los valores universales que las inspiraron fanatizando y ahogando la vida. (Como siempre, las normas no pueden sustituir la necesaria conciencia del bien).
Tendremos entonces que esforzarnos en distinguir lo que es una moral temporal de costumbres, de los aspectos que verdaderamente podríamos llamar universales y cuyo reconocimiento y desarrollo nos permita convertir nuestra experiencia personal en una vida plena de realización.
Me gusta pensar que el sistema personal de valores se alza sobre cada uno como un cielo de estrellas, una referencia que orienta nuestra vida. Habrá estrellas fugaces pero siempre estarán aquellas estrellas luminosas y estables que nos permitan trazar rumbos, y bajo cuyo amparo desarrollar aquellas cualidades que nos humanizan y fortalecen.
Es por ello por lo que a lo largo de esta sección me propongo establecer un diálogo con esos valores y aprender de ellos, de su experiencia de vida. Y que juntos, tal vez, fortalezcamos lo mejor que apunta en cada uno. Creo que es una buena manera de cambiar el mundo juntos.

Me gustaría simplificar y aportar  una  visión ordenada  de cómo  pueden expresarse a través de las diferentes planos de manifestación humana

1.VALORES FÍSICOS:

Habilidades, Higiene, Orden, Elegancia,  Austeridad, Equilibrio…

2. VALORES VITALES:

Actividad, Salud, Capacidad de Esfuerzo…

3.VALORES AFECTIVOS:

Control, Gratitud, Cortesía, Amistad, Confianza, Buen Humor, Generosidad…

4.VALORES INTELECTUALES:

Lógica, Coherencia, Conocimientos, Reflexión, Disciplina, Sinceridad, Comprensión, Discernimiento…

 5.VALORES MORALES:

Amor, Justicia, Lealtad, Altruismo, Heroicidad, Responsabilidad, Dignidad, Autenticidad..

6. VALORES MISTICOS:

Belleza, Armonía, Sacralidad, Intuición, Idealismo, Imaginación Creadora…

7. VALORES METAFÍSICOS:

Lo Bueno, Lo Bello, Lo Justo y Lo Verdadero.

Miguel Angel Padilla

Deja una respuesta